Aviación

La aviación es uno de los principales campos en los que traduzco. Si bien la lingua franca del sector es claramente el inglés, las necesidades de traducción aeronáutica no dejan de ser enormes. Si consideramos que el desarrollo y fabricación de una sola aeronave pueden requerir cientos de miles de páginas de documentación, la traducción de un 1 % de esa documentación significaría muchos meses de trabajo a tiempo completo para un traductor.

Las aeronaves modernas son una de las máquinas más complejas jamás inventadas. Por ejemplo, el Boeing 777 está compuesto de 132 500 piezas únicas, sin contar la tornillería. Consideremos ahora una pequeña parte del avión: el tren de aterrizaje, que no es precisamente una de las partes más complicadas de las aeronave. Sin embargo, y sin entrar en las piezas más pequeñas, ¿cree usted que un traductor sin experiencia en este campo es capaz de traducir fielmente los términos básicos del esquema situado más abajo? ¿Y si se tratara de piezas más complejas?



Los diccionarios y los recursos disponibles en Internet muy probablemente no son suficientes para que un traductor profesional pueda traducir fielmente en este campo. Para lograr una buena traducción, se necesitan experiencia y conocimientos de ingeniería.

Yo soy capaz de traducir terminología compleja relacionada con la aviación. De hecho, los profesionales del sector confían en mí: traduzco periódicamente para cuatro aerolíneas españolas.

© 2014 Alejandro Moreno Ramos, www.ingenierotraductor.com