Garantía de calidad

Además de mi sólida formación ingenieril y mi larga experiencia como traductor, la calidad de mi trabajo la garantizo gracias a una norma que me he impuesto en mi actividad profesional:

No traduzco documentos cuya temática no conozca bien, ni tampoco traduzco documentos si no estoy seguro de que puedo cumplir el plazo de entrega previsto. En resumen, no acepto ningún encargo de traducción para el que no pueda garantizar la calidad. Y ello por tres razones:
  • Viola las más elementales normas deontológicas, incluyendo el código ético de la Asociación Americana de Traductores, código que he comprometido a seguir en tanto que miembro asociado de dicha asociación.
  • A largo plazo perdería clientes y correría el riesgo de ser demandado. En la traducción técnica, los errores pueden ser catastróficos.
  • Va contra mis propios intereses. No subcontrato trabajo y mi tiempo es limitado. ¿Por qué trabajar en campos que no conozco si puedo trabajar con mayor rapidez y eficacia traduciendo otros tipos de documentos?
Si un traductor o agencia de traducción le afirman que pueden traducir cualquier tipo de texto, desconfíe.


© 2014 Alejandro Moreno Ramos, www.ingenierotraductor.com