Consejos para la traducción de manuales - Clientes

He traducido aproximadamente unos 642 manuales y la experiencia me demuestra que la colaboración por parte del cliente puede mejorar y acelerar considerablemente el proceso de traducción. ¿Qué puede hacer para conseguir la mejor traducción posible y reducir el tiempo de entrega?

1) Asegúrese de dedicar el tiempo que sea necesario hasta encontrar al traductor adecuado

En la traducción de manuales técnicos, el primer requisito es comprender el tema. No pierda el tiempo con traductores no especializados, le harán perder tiempo y dinero (o peor aun, incluso correrá el riesgo de accidentes y demandas por parte de los usuarios).

He perdido la cuenta de las veces que un cliente me ha contactado tras una mala inexperiencia con un traductor insuficientemente cualificado. ¿Quiere correr ese riesgo y sufrir retrasos y costes adicionales?

2) Facilite al traductor toda la documentación de referencia posible

Por ejemplo, manuales de máquinas similares ya traducidos, referencias a páginas web con material adicional, etc.

3) Prevea tiempo suficiente

Un traductor profesional traduce unas 2500 palabras al día. Por tanto, un manual largo de una máquina compleja puede requerir varias sermanas de trabajo.

4) Facilite al traductor los archivos editables originales

Los traductores profesionales son capaces de traducir archivos de numerosos formatos diferentes. No extraiga texto de un archivo para enviárselo al traductor; el trabajo necesario para extraer el texto y reintroducirlo después puede ser sorprendentemente grande.

Por ejemplo, si quiere traducir una página web, no pierda tiempo en extraer el texto para enviarle al traductor un archivo Word, envíele directamente los archivos html. El trabajo posterior para reintroducir el texto traducido será muy considerable. Por ejemplo, yo trabajo habitualmente con archivos de InDesign, FrameMaker, html, xml, etc.

5) Glosarios

En el caso ideal, usted mismo debería disponer de un glosario con los términos más comunes y su definición. Si no es así, pida al traductor que lo haga. Los beneficios obtenidos a largo plazo en la calidad de la traducción al mantener un glosario actualizado son enormes.

6) Previsión de espacio en el manual

Tenga en cuenta que en otros idiomas el texto puede ocupar más espacio o menos. En general, un texto en español ocupa alrededor de un 20% más que el mismo texto en inglés. Las lenguas romance (como el español, catalán, francés, italiano, portugués) ocupan todas más o menos lo mismo. Las diferencias pueden ser mayores en otros idiomas, como el hebreo, que es extremadamente compacto.

Además, el tamaño estándar de las páginas puede ser diferente. Así, mientras la mayor parte del mundo usa normalmente las dimensiones DIN A4, en Estados Unidos y otros países de América se usa el tamaño US Letter).

7) Anime al traductor a que pregunte lo que no entiende

Para lograr una traducción correcta, es imprescindible comprender totalmente el texto original. Es muy posible que el traductor, a pesar de ser un profesional, tenga dudas. Por ejemplo, puede desconocer el significado de un acrónimo. O quizás puede incluso detectar un error en el original. En otro orden de cosas, podría suceder que el traductor no esté capacitado para traducir sus documentos y sus torpres preguntas le delaten. En cualquiera de los casos anteriores, siempre merece la pena escuchar al traductor y dedicar algo de tiempo a revisar sus preguntas.

8) Consejos generales

Para más consejos generales para lograr una buena traducción, puede consultar esta breve guía elaborada por la Asociación Española de Traductores.


© 2016 Alejandro Moreno Ramos, www.ingenierotraductor.com